martes, 3 de abril de 2007

de héroes

de héroes os voy a escribir... de pequeño tuve muchos, unos olvidados por el tiempo... otros... los he ido tachando a medida que me decepcionaban... solo uno ha quedado, como en las histórias èpicas... el mejor, el mas anónimo y el mas cercano... mi Padre.
En noches de poco sueño cuento a mis hijas historias de cuando fue pirata, y recorría los 7 mares a bordo del "Libertad", conmigo de grumete. Cuento de cuando era vaquero en el lejano oeste, amigo de los indios. Cuento de que exploraba las selvas y subía las montañas mas altas. Cuento... cuento...
cuento la verdad, mi Padre es así, y ahora que se ha retirado a curar las heridas, para cerrar las cicatrices de miles de cuchilladas, miro sus cansados ojos y me veo... navegando en el "Libertad",
con dos "grumetas", con 7 mares por descubrir... y miles de noches para soñar
Es el legado del viejo Capitán... mi Capitán... mi Padre.

8 comentarios:

Ander dijo...

Fantástico.

Del otro lado del mar. dijo...

Precioso, las palabra están de más.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Saludos.

Me ha encantado esta entrada, y además te comprendo perfectamente. Fíjate qué entrada escribí yo, tan similar a la tuya:

http://diariodeuncabezadechorlito.blogspot.com/2007/01/pues-yo-conozco-un-super-hroe.html

(En cuanto al antropólogo Misó Gino hay bastante más, pero aún está pendiente de ser trasladado a Blogspot).

susana dijo...

uf..aquí me tienes llorona, me emocionó lo que leí, muchas gracias por encontrarme, y dejar tu huella en mi blog, y gracias por permitirnos disfrutar de tu héroe más próximo...besos su

susana dijo...

llorar de alegría es dulce, hermoso y algo que se debe hacer tb...fue bonito, pero mi sonrisa esta en mis labios, cuando me surcan las lagrimas la cara...tranquilo, besotes su

jesus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nathalie dijo...

Que emocionante post!! Con un papi así no me extraña que hayas salido pirata ;)

sin duda el mejor héroe a quien admirar

un beso

Mond dijo...

Así como tu capitán te ha pasado la estafeta, mi Señora Madre me la ha pasado a mí, sólo que sin hijas (aún)... así me siento ahora, navegando sin ella pero comenzando a encontrar mi rumbo, mis nuevos sueños. Besos.