lunes, 23 de noviembre de 2009

la desesperación

Ojos que pasan, que no ven, que no miran...
manos que no alcanzan, que no tocan...
no grites... quien te va a oir?
El valor... el coraje... resultado de la desesperación.
Pero hay que seguir... seguir...

13 comentarios:

yraya dijo...

Que no ven, que no oyen, que desesperación.
Un abrazo txus

emilio dijo...

Ojos ciegos o vendados...
manos atadas, apresadas...
nunca dejes de gritar...
quizá algún día...

Saludos desde mis noches.

Fete dijo...

Maravillosa esa inercia ...
Hete aqui la civilizacion mas incivilizada ....

Salutssssssssssss

la danza de la vida dijo...

Hay más maneras de ver, de tocar, de seguir, de vivir...
Besos

Sauze dijo...

Nunca rendirse!

Javier dijo...

Ojos sin vista para una mano que grita a voces.
Saludos

mia dijo...

Solo un "Pero"... un día de repente se aprende que si no gritas, siempre te recriminaran que nunca intentaste hacerte oír...

Pero que angustia cuando uno se siente así...

Susana dijo...

pues yo te oigo y te leo...y creo, hoy creo que he vuelto.

una más... dijo...

Vine el día que publicaste la entrada, no supe qué sentido darle al último párrafo si cogerlo tal cual o darle un toque de ironía o sarcasmo, hoy vuelvo a ver si leyendo comentarios entiendo algo mejor, pero me encuentro en la misma situación... así que no puedo opinar gran cosa, pero hago acto de presencia para hacerte saber que te leo... no es que sea importante, más bien creo que podría ahorrarme este comentario chorra, pero son muchas letras, las dejo mejor?
Te dejo un beso, si sirve diré que a veces, si no nos vemos nosotros mismos, ni nos tocamos, ni nos oímos, dificilmente podrán hacerlo los demás..
Feliz finde Txus. ;)

ShaO dijo...

Manos que no ven, ojos que no tocan... somos desesperantes a veces
Un abrazote

Como te lo digo dijo...

SIEMPRE hay que seguir!! pase lo que pase. Lo único que no tiene remedio es la muerte.

Un besazo!!

Ál dijo...

muy buen momento, me encanta la foto

mente nocturna dijo...

es tan frustrande, como del corazón al alma, del alma al corazón. Y continuan su camino sin destino ya que despues comenzaran otro de nuevo.

Un beso:)