martes, 15 de marzo de 2011

dueño de que?


No quise tenerte mas que a ratitos

que es como puedo ser tu dueño.

O eso me creo.

No... eso quiero creer.

7 comentarios:

Eris dijo...

“Tener” esporádicamente, es como mejor se llega a sentir la felicidad en carne viva y propia!

La rutina y los desmanes que asechan entre precios que suben y molestias en el trabajo, terminan por asesinar a la felicidad y a todo aquel o aquello que venga tras ella…

Me encantó tu entrada!

Beso.

Alexssa dijo...

A veces solo eso podemos ofrecer.
Si es suficiente o no lo es, no corresponde a nosotros decidirlo.
En nuestras manos está que sea verdadero.

Me gustó la entrada.
Hasta pronto.

BETTINA dijo...

Me has hecho transportar a mi niñez cuando veíamos un colibrí en el patio de casa, calladitos, deseando que el instante se tornara eterno. Qué poco hace falta para ser feliz!

maría dijo...

pues q el poquito sea muy bueno

Susana dijo...

jo, q triste nene

Mond dijo...

Pero si el viento lo toca todo, sin importar la distancia. Hasta se respira y se queda en aquella persona a quien quiere tocar...

Javier dijo...

Tener o no tener, esa es la cuestión ¿O era creer o no creer?

Abrazos