domingo, 22 de enero de 2012

las huellas

no quiero dejar pasar la oportunidad para dejar huella,
ni tu, ni vosotros, ni nadie.
asi que pisa cada charco, chapotea, hasta las rodillas
y a ver que pasa...
exacto, que habrá quien te reprenda...
pero ahí queda nuestra impronta.

5 comentarios:

Mond dijo...

Si la huella ya la has dejado, desde hace mucho. A chapotear se ha dicho.

Un abrazo y un excelente 2012. ¿Ya cuántos años van?

Alexssa dijo...

Ay, querido Txusman, huellas, huellas lo que se dicen huellas.... Yo ando con el jaleo de aprender a aceptar que las dejen en mi.

Ya se querer, recordar, conservar y alimentar el cariño, el amor, la amistad....Ahora toca aprender a recibir el cariño, el calor, la amistad...de los demás. Que no es poco¡ ni fácil para mi¡.

Así que salta y chapotea hasta las rodillas¡

Me alegro de volver a leerte y de pasar por tus letras y su mensaje una vez más.

Saludos
Y hasta pronto.

Eris dijo...

yo tampoco quiero dejar pasar...

Si hasta los cinco sentidos te devuelven en la mente una huella andada... un aroma que te traslada, un gusto que te encuentra, una superficie táctil construye puentes, una voz melodiosa te sorprende y contiene, una imagen sencilla puede traerte o llevarte...


Tus huellas van dejándonos camino abierto a quienes te leemos.

Beso!

mia dijo...

Aunque sean con sangre... pero HUELLA... Besicos Txus... no hay duda que aunque efímeras, dejamos cientos de ellas ;)

Javier dijo...

Pisa, pisa... que algo queda...