jueves, 7 de junio de 2012

de mis puños y letras

3 comentarios:

Mond dijo...

Existe. No importa el nombre. Si lo pensamos, es nuestro... hasta que lo dejamos ir.

Eris dijo...

Creemos en lo que queremos creer.

creemos en algo que tuvo nombre y su metamorfosis hizo que creamos o dejemos de creer.
Creemos en lo que nos dicen porque algo del todo nos suena familiar o nos identifica sanando alguna culpa.
Creemos porque sin creer pondríamos en duda nuestra propia existencia.
Creemos con límites y razonamientos o con delirios y fantasías...
Creemos cuando descubrimos, aunque el dolor sea la consecuencia...

Creemos porque vemos o porque sentimos o porque de alguna manera naturalizamos una creencia.

Creemos y esa es la base de todo pensamiento. El punto es seguir y no instalarse en ella.

Beso.

mia dijo...

Por que existe lo tiene... aunque existiría sin él... o a veces, el nombre perdura más allá de los tiempos... pero solo por que no se dejo de existir..