jueves, 2 de agosto de 2007

afilador

Tuvo que venir de lejos
para afilar cuchillos y sables,
para dar sentido al acero,
para dar un motivo al abordaje,
para borrar las muescas de mi doble filo
y llevarse consigo las heridas causadas,
convirtiendolas en virutas de olvido.
...
no tardes en volver, afilador...

17 comentarios:

Bettina dijo...

Cómo me alegro que se llevase "las heridas conviertiéndolas en virutas de acero". Eso quiere decir que lo malo ya pasó, mi capitán. Ahora a toda vela!!
Un abrazo.

Bohemia dijo...

Aquí cuando suena el afilador, al otro día sopla el Levante, no sé como lo hace pero sucede...

mia dijo...

Y cuando vuelva... no olvides mandarlo para acá....

Quien encontrara a ese afilador que trasforma en virutas al vuelo cada una de las muescas que nos marcan... incluso soy capaz de imaginarlas volando e iluminando el cielo mientras se marchan... es más, diría, que incluso se liman los bordes solo con pensarlo verdad??? :)

fire dijo...

Que bonito...
Yo vivo en un pueblito...y aki aun llega el afilador...
yo uso sus servicios...en concreto para las tijeras...y eske las modistas desgastamos mucho este instrumento...y es primordial k corten perfectamente ala hora de cortar telas....

un besito txus

Triple dijo...

Pirata: ¿Qué hace usted despierto a estas horas de la madrugada? Porque por estas tierras es la tardecita, pero por sus tierras ya es tarde, tarde ¿no?
Por acá también viene el afilador ¿por allá toca también una especie de armónica para anunciar sus servicios?
Un abrazo...

Mond dijo...

Capitán:

En México los afiladores pasan, como dice Triple, tocando una tonada anunciando su llegada. Afile los sentidos capitán, no le tema a los sueños, a los encuentros y desencuentros, la vida sigue... Besos empacados en una maleta... Mañana viajo al sur...

Bachatadharma dijo...

qué poético capitán!!!
Indispensable miembro para una arriesgada aventura, que mantenga afiladas y a punto las armas, tanto las cortas, para el cuerpo a cuerpo, como las largas...
Buen día

Inolvidable, esa escala solitaria de su armónica

montse dijo...

Que vuelen, que vuelen esas virutas salidas de mil muescas, que quede bien afilado el templado acero, que seguro que cientos de muescas vuelven a el, y seguiremos esperando que regrese el viejo afilador para con su soniquete, volver a perfilar el acerado filo de nuestras armas.
Besotessssssssss.

yraya dijo...

ohhh! el afilador con esa músiquita maravillosa, parece que lo estoy oyendo cuando aparecía una vez a la semana por mi barrio, que recuerdos.

buen finde

*AntagoniSta* dijo...

Ojalá no tarde en volver... ojalá no tarde lo que yo tarde en pisar nuevamente tus letras.... qué de tiempo, señor!

Aquí me quedo, a poner mis sentidos al día con tus letras.

Besos y besos atrasados tambien!

Claudia dijo...

Explícame un poco más acerca de tu blog.

la chica pirata dijo...

Debería llamarlo,a lo mejor también se lleva mis heridas...

Un beso, pirata! =P

LlunA dijo...

bonita foto e interesante relato...

Triple dijo...

Buenas noches txusman, espero estés dormido y mañana no tengas que madrugar!!

Leonardo de Valdivia dijo...

la heridas es lo primero en que hay que preocuparse para que el cuchillo no las abra después

fire dijo...

txussssss..
Que yo no me voy a ninguna parteeeeeee..
Me has echo modificar el titulo del post...
es verdad k ese adios sonaba a despedida...
No me voya corazon...
Solo tengo el deseo, la necesidad ferviente de cerrar una ventanita que abri hace un año y que casi me manda al otro barrio...
pero es una ventanita-persona...

no sé si me explico...
Pero yo aki sigo..
mientras vosotros me aguanteis...
¿Donde voy a ir sino?....

Muaskkkkkkkkkkkkkkk

fire dijo...

Eso kiero Capitan..
Y si usted me ve caer de nuevo en la marejada del recuerdo masoquista...
le pido, me arree usted una ostia naviera.....
porque decia mi abuelo...que una buena ostia atiempo hace maravillas....
Muaskkkkkkkk