lunes, 30 de julio de 2007

elegido...(también de momento)

... para un dia de gloria,
... para ser nada
y todo a la vez
... para perderme
y encontrarme
...para desaparecer
y aparecer donde deseo
... para ser inmortal...
hasta que me caiga... ...claro!!!
(elijo mi camino... y si, soy yo...)

10 comentarios:

Bettina dijo...

Ay, mi capitán. Hoy me siento in poco allí arriba pero sin sogas ni na, de na.
Disfrute usted que está preparado para ello.

fire dijo...

Ay que bonito, pero que zuzto...
Ese eres tu?...
No...mejor no me lo digas porque me muero de miedo...
y si toda esa nieve se te cae encima?...
Desde luego que os admiro....pero como deben de sufrir los que os quieren....!!!
A ellos los admiro casi un poquito mas...

Oye...lo del intercambio de miradas....ufff....me ha molao...jajjaa...
pero no me tienntesssssssssssssssssssss joiooooo.....
jajjaa....
Muaskkkkk
;-)

mia dijo...

Para todo eso.... y para mucho más... y a veces, para mucho menos, pero igual de elegido...

Un besazo :)

Mond dijo...

¡Por fin en la montaña! Que linda sensación ver esa foto y sentir la libertad. Su relación con la montaña se siente Capitán, no hay más... sólo besos.

LlunA dijo...

El hombre araña!!!!!!!! ohhhhh que gozada subir por esas montañas....
una sensación increible, imagino..no me veo yo enganchada a las rocas, pero nunca se sabe!

Besotes

la danza de la vida dijo...

yo te miro desde abajo y te aplaudo, pero desde abajo, desde el refugio con la hoguera encendida viendo como paso a paso subes por esa fría y blanca nieve...besitos

la chica pirata dijo...

Eso hacemos los piratas... ir por nuestro camino, sin escuchar lo que nos dicen los demás, sin importarnos que nos llamen loc@s, navegando sin rumbo hasta encontrar lo que buscamos... nuestro tesoro!

Un besazo muy pirata! =P

yraya dijo...

Aunque sólo sean unos minutos de gloria con caidas y todo, es tu elección y es lo que cuenta.

Mond dijo...

Las despedidas nos hacen darnos cuenta de que sólo la muerte (y estoy casi convencida que ni la muerte) nos pueden separar de la gente que queremos. No me despido con angustia, sólo con nostalgia. Saludos Capitán.

Miguel Angel Servellón dijo...

Buenísima reflexión de vida.
Me la tomo como mía.
Saludos