domingo, 14 de marzo de 2010

habla cucurucho, que no te escucho

espera... espera, paremos un momento
y vamos a escucharnos...
...
así mucho mejor...

11 comentarios:

Mond dijo...

Ay esas manos... ellas hablan, pero hay que saberlas escuchar.

yraya dijo...

En esas manos también hay muchas palabras...

Ex-compi dijo...

¿Crees de verdad que te escucho?, cucurucho

eva dijo...

me gustan esas manos

Susana dijo...

Silencio en la salaaaaaaaaaa
que el burro va hablarrrrrrr
si alguien hablaaaaaa
burro seraaaaaaaaaa


por cierto, son asperas o suaves?

Javier dijo...

La oreja siempre alerta (y el oído también, por si acaso)

Abrazos

Sauze dijo...

La escucha al prójimo es un buen paso para comenzar a dialogar...

Bueno... veo que esas manos han causado sensaciones...
me inspiran protección y ternura.
Besoss

LlunA dijo...

A veces hay que hacer una parada....sino todo acaba por parecer simplemente ruido, se pierden las palabras en el murmullo...
besotes

la chica pirata dijo...

sí, muchísimo mejor.

BETTINA dijo...

Cómo ha cambiado este blog!. Ya no veo al capitán. Ahora veo a Txus, el que debe gritar tanto como yo, el que no debe dejar hablar ni a su cabeza cuando se le pone algo entre ceja y ceja. Pero el buenazo que se da cuenta a tiempo de que hay que para la pelota al suelo... y escuchar.

Anónimo dijo...

Más allá de las palabras, sólo hay que observar esas manos, y oir con los latidos lo que dicen...

http://elfelizfluirdeunlatido.blogspot.com/

http://elsilenciohablademi.blogspot.com/