martes, 29 de noviembre de 2011

pasad

Os dejo la puerta abierta, recién he barrido y fregado, todo está en orden,
podeis pasar, mirar... tocar, pero no revolver.
Nada tengo de valor para vosotros, tan solo la memoria y mi descanso
... respetar ambas y sereis siempre bien recibidos.
Estais en vuestra casa

2 comentarios:

Mond dijo...

Tiene sabiduría, que vale más que cualquier objeto. Tiene vida, tiene paz.
Hermosa composición en la fotografía.

Gracias. Mi casa también es tú casa.

Alexssa dijo...

Todo va a depender de lo que uno/a valore.
Hace tiempo que por mi vida no pasan esas oportunidades, vivencias u ofrecimientos.Pero es hermoso recordar y mantener la esperanza.
Un saludo.