domingo, 25 de marzo de 2007

hablando con mi guitarra

Voy a esperar a que pase el invierno para que me diga que ya nos veremos, que ya la volveré a tocar... no me engaño... mis manos no tocaran sus cuerdas ni el próximo invierno ni el siguiente..., la amo... me odia... la odio... me ama, una difícil relación, de las que nos gustan a los valientes... a los que osamos batirnos en causas perdidas para contar despues las cicatrices, eres mia y no puedo tocarte sin herirte.
-Necio poeta de mierda, pero que te has creido? no se puede tener todo y tocarme es solo un sueño y tu sueñas demasiado.
- No me jodas, no eres mas que una guitarra.
- Si... pero soy tuya.
- Que hijaputa, como me conoces...

Y el que quiera entender...

2 comentarios:

El fantasma del puerto dijo...

Tenemos mucho en común, sobre todo dos cosas.

1) Los dos subimos alguna vez a una alta colina por ser caballeros.

2) Los dos tenemos a nuestras chicas de 6 cuerdas, que tantas y tantas alegrías nos han dado, pero a la vez que difícil es hacerlas reir.

Un saludo Jesús.

susana dijo...

hay miradas y sonrisas que lo dicen todo...